Registro de la Propiedad Intelectual

Safe Creative #0908204256400

lunes, 30 de mayo de 2011

Historias de chorizo con margarina.





MIGUELÍN.
La pobre niña se empezó a poner azul, luego pasó a morada no sin antes ponerse roja. La madre le chillaba incesantemente, que dejara de hacer el tonto y que abriera la boca. Isabelita se había propuesto aguantar más que su amigo Miguelín.
Se contaba entre los coros del colegio que el susodicho Miguelin, era capaz de aguantar hasta que se le ponían los ojos en blanco.
Al final no fue la madre de Isabelita quien la convenciera de que dejara de hacer el temerario juego, sino el profesor de guardia del recreo, Don Jaime. En una de sus extravagantes actuaciones Miguelin se desmayó, al ver los niños que no volvía en si, llamaron a Don Jaime. Este se lo encontró desmayado, ya en el suelo. El grandísimo tortazo que le propinó hizo que Miguelín reaccionara. Desde aquel día ya no fue el mismo. Por las esquinas del colegio, se preguntan si fue de los minutos sin aire o del imponente guantazo.

5 comentarios:

soylauraO dijo...

Fue por na haber sabido decir que no; el límite necesario para cuidarlo. Buena historia, para reflexionar.
http://enfugayremolino.blogspot.com
Acompaño N86

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Gracias Laura.

Borja Borrachero Tamame dijo...

Enhorabuena por el blog, me pasaré a menudo. Os dejo la dirección del mío, destinado a un recurso didáctico a través de los cuentos, con canciones y poesías. Saludos

www.quincecuentosparacrecer.blogspot.com

trendy children dijo...

Buenísimo y muy ilustrativo, al igual que la foto.

Un saludo,

María

A.L.Zarapico dijo...

Muchas gracias María.