Registro de la Propiedad Intelectual

Safe Creative #0908204256400

martes, 8 de diciembre de 2009

MAGIA.





Sintió el aire en su cara, observó la ciudad y saltó. Percibió el pasar de las horas, los meses y años en donde esperó paciente por el momento preciso, se vio a si mismo envuelto en aquel mar de lejanos recuerdos.

Podía ver en el viento todos sus sueños perdidos, su propia imaginación lanzada a la victoria, el baile al cual perteneció pero nunca fue invitado. Su propia razón inalcanzable durmiendo en los laureles de un pasado mejor.

El cemento se acercaba placentero, se lleva y se va sin destino este cuento traicionero. Aún sumergido en la mágica idea del renacer su pensamiento buscaba un nuevo amanecer.

Al fondo del precipicio esperaban los autores, debatiendo como siempre en busca de definir los colores. Uno a uno reconoció como parte de aquel todo que él mismo no pidió, venimos solos y nos vamos solos pensó, su final definido es un mal bien sabido.

Finalmente despertó, de aquel sueño visionado, de este mundo arraigado y buscando la razón. Aún vistiendo el sentido y unido al andar, se paró como todos los días y a su vida se lanzó a caminar.

Como magia, y sonrió.


Autor: : Jacobo Dib Cruz.  blog: Las Aventuras en el Planeta Azul.http://dinobat.blogspot.com

3 comentarios:

Angus dijo...

La magia de las palabras.

Clara dijo...

Hermoso cuento, ideal para dejar volar la imaginación.
¡¡Muy feliz 2010!! Que sea un excelente año para ti.
Hasta siempre.

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”. dijo...

¡Viva la magia!